Sobre los tests de ideología política

Echando mano de Wikipedia y algún diccionario viejo, encuentro que por política se entiende el arte de gobernar y promulgar leyes con miras a mantener el bien común de una sociedad; una definición que podría confundirse con la de democracia si no se aclara que ésta consiste en que el poder político reside en el pueblo. Aunque la democracia es una de muchas formas de política, abarca también un gran espectro de tendencias ideológicas que para muchos suponen uno de sus mayores defectos: la coexistencia forzada de ideologías que suele terminar en la tiranía de las mayorías.

Antes de que los partidos políticos tradicionales de este país comenzaran su forzada e interesada promiscuidad ideológica, estaba claro que tener principios políticos sólo significaba ser de un partido o del otro. Después se actualizó el panorama político a dos estados y medio: o se era de derecha (conservador), o se estaba a la izquierda de la derecha (liberal), o se era realmente de izquierda (comunista). Porque al fin y al cabo, cuando el poder se turnaba entre derecha y pseudoizquierda, la izquierda salió como el adalid de la reivindicación de la democracia (el presunto gobierno del pueblo alzado en armas, pero eso es otra historia).

Más allá de ambidiestrismos como ultraconservadores nacidos del seno del liberalismo y otras hierbas, la política unidimensional colombiana ha sido fácil de entender para el grueso del demos colombiano. Tanto el pueblo como los partidos políticos han adoptado la cómoda costumbre de decirse de izquierdas o derechas en lo que ha resultado en una forma muy pobre de entender la democracia. No basta con creer que todas las visiones de izquierda o de derecha son iguales, y no lo son porque al parecer se mueven además en otro eje de valores, que va del anarquismo al autoritarismo.

En esta era de la inmediatez, no hace falta adoptar banderas ni asistir a mitines ideológicos para saber cuál es su orientación ideológica; tan sólo basta con responder un test. Existen varios pero al parecer están basados en el test de la Brújula Política ®, en el cual la izquierda y la derecha representan sólo el eje económico, mientras que el eje social (autoritarismo-anarquismo) lo intersecta. Mediante una serie de preguntas a lo largo de seis páginas, con respuestas entre “totalmente de acuerdo” a “totalmente en desacuerdo”, este test ubica en un plano cartesiano al individuo según sus preferencias sociopolíticas.

El test de La Brújula Política ®

wedrey_brujulapolitica
Mi orientación ideológica, según el test de la Brújula Política.

Siempre había dicho que yo era de “centro-derecha” cuando se me preguntaba sobre mi filiación política. Ahora, después de realizar el test de la Brújula Política, resulta que más que de centro-derecha soy de centro-anarquismo (que la autoridad se haga respetar, pero sin pasarse), mientras que en cuanto al orden económico termino siendo de centro-izquierda (no a los monopolios pero tampoco al estado benefactor).

Las respuestas del test pueden variar entre estar de acuerdo o en desacuerdo; aunque no sé qué tan inducidas pueden estar preguntas como “”De cada cual según su capacidad, a cada cual según su necesidad” es una buena idea fundamental” (¿detector de socialismo?), o “El arte abstracto que no representa nada no debe ser considerado como arte” (imposible no pensar en arte degenerado). De todas formas las preguntas son claras y directas, y no parecen admitir contradicciones o medias tintas.

El test de testpolitico.com

Basado en el gráfico de David Nolan, el test del sitio testpolitico.com se basa en 20 preguntas de elección múltiple entre tres opciones posibles. Más complejo que el plano cartesiano anterior, se basa más en la libertad individual y social (y el libertarianismo) que en el esquema izquierda-derecha.

wedrey_testNolan
Mi orientación política según el test de Nolan. Sin ser español, ahora resulta que soy del PSOE.

El test no sólo me vuelve a ubicar al centro-izquierda, sino que al ser una página española, asume que si fuera español, sería del PSOE (socialista). Confieso que a veces reviso la prensa española sólo para creer que aquí no se está tan mal después de todo. Porque como el Partido Popular español lleva las cosas, me pregunto por qué en España no han tenido una revolución.

El test de Univisión

De entrada, Univisión suena a Miami, a Telemundo, a sueño americano, a mexicanos de raza blanca y a Don Francisco y Cristina. El test de Univisión (o Quiz de ideología, como lo llaman), podría llamarse incluso “¿Eres demócrata o republicano?”, pero en realidad es una versión resumida del test de la Brújula Política, con respuestas entre “Muy de acuerdo” a “En total desacuerdo”, y preguntas como “Los crímenes consensuales (drogas, prostitución, etc.) deben ser legalizados” y otras tomadas directamente del otro test.

test_univision
Mis resultados en el “quiz” ideológico de Univisión. ¿El líder más cercano a mi ideología? John Kerry (creo).

Funciona con Flash, y parece más un juego de Facebook. Invita a discutir los resultados en su foro (aunque no tengo ganas de abrirme una cuenta en Univisión), y permite identificar cuál líder político de entre ocho posibles es el más cercano a mi orientación ideológica (igual que el test de la Brújula Política, pero en pobre). Resulta que estoy a mitad de camino entre “Kerry” y “El papa” (sic). Pero más cerca de Kerry. Si antes era del PSOE, ahora también soy demócrata. En fin…

Conclusiones

Para terminar, el último test que encontré está en una página boliviana, se basa en el test de David Nolan, limitado a diez preguntas, y su veredicto fue: “Microsoft VBScript runtime error ‘800a0046′” (sí, el sitio está roto).

Por los resultados, ¿significa que mi tendencia política sea el comunismo? La respuesta es clara: ¡NO! ¿Significa entonces que el socialismo-comunismo-izquierda tiene el monopolio de lo que es bueno, de lo noble y lo que es mejor para la sociedad? Respuesta: ¡NO! ¿Entonces?

Los dos tipos de tests aseguran que no basta con decir que se es de “izquierda” o “derecha” sino que hay muchos matices en otros ejes que abarcan las libertades políticas y económicas, así como los derechos individuales. Pero en el fondo, después de las tendencias marcadas por fenómenos como la primavera árabe, los indignados, las protestas en Latinoamérica, Wikileaks, el escándalo de la NSA y movimientos similares, y por más que esté de moda ser ateo, progre, radical, etc.,  la moneda sigue teniendo dos caras: o se es de izquierda o se es de derecha. Se es neoliberal o se es progresista. Se es de los que defienden la justicia social, o de los que defienden el progreso económico  (porque en teoría son incompatibles). Y sobre todo, se está con las mayorías que tienen la razón, o con las minorías que tienen el poder. Si ahora se está gestando una revolución social a gran escala, tampoco parece que haya lugar a medias tintas.

Anuncios

2 thoughts on “Sobre los tests de ideología política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s